Antecedentes

Este proyecto de integración orientado a fortalecer los lazos comerciales entre los países miembros del ALBA-TCP, surgió la ciudad de Caracas, el día 26 de noviembre de 2008, durante la III Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP. Y el Acuerdo Marco para la creación del SUCRE, fue aprobado por unanimidad de los Estados que conforman el ALBA-TCP, el 16 de abril de 2009, en la VII Cumbre del ALBA, realizada en Cumaná, y de esta forma la conformación de una moneda regional en América Latina pasó de ser una idea a convertirse en realidad. Una experiencia similar fue la que vivió la Unión Europea con la conformación, en 1979 de la Unidad de Cuenta del Sistema Monetario Europeo, denominado ECU (European Currency Unit, en español Unidad Monetaria Europea), que 20 años después daría paso al Euro, una moneda regional que de manera directa ha beneficiado a quienes transitan por la Zona Euro al no tener éstos que cambiar divisas para sus pagos recíprocos, impulsando la integración económica de esos países.

HITOS DEL SUCRE

El 26 de noviembre de 2008 y en el marco de la III Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP, se acordó construir una Zona Monetaria Regional, que incluye :

* Establecimiento de la Unidad de Cuenta Común del SUCRE.
* Una Cámara Central de Compensación de Pagos.
* Un Fondo de Estabilización, Reserva y Desarrollo.
* El 16 de abril de 2009, se firma el Acuerdo Marco del SUCRE.
* El 16 de octubre de 2009, se firma el Tratado Constitutivo del SUCRE.
* El 27 de enero de 2010, entra en vigor el Tratado Constitutivo del SUCRE y, se instala el Consejo Monetario Regional del SUCRE (CMR), en la I Reunión del Directorio Ejecutivo del CMR, donde fue designado su Presidente y, se aprueba la emisión de 152 millones de “sucres”, distribuida entre los Estados Parte.
* El 03 de febrero del 2010, se efectuó la primera operación comercial por una exportación de Venezuela a Cuba, cuyo pago se  ejecuta en “sucres”.

El Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE), nació como un paso fundamental para la integración comercial entre los países Latinoamericanos y el Caribe, y para el desacoplamiento progresivo del uso del dólar en el comercio intraregional. Esta iniciativa, está siendo impulsada en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y, para ello se  suscribió un Acuerdo Marco entre los Estados de Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Nicaragua y Venezuela, para la creación de los cuatros componentes del SUCRE, es decir: el Consejo Monetario Regional del SUCRE, máximo organismo de decisión; la Unidad de Cuenta Común “sucre”; el Fondo de Reservas y Convergencia Comercial; y la Cámara Central de Compensación de Pagos.